04 Dic 2016 La Generalitat llena de Patrimonio

Rebosaba el patrimonio en el patio interior del Palau de la Generalitat

A pesar del mal tiempo la Generalitat abrió sus puertas para recibir a las máximas representaciones de nuestra fiesta. Las Fallas llenaron el Palau con música, indumentaria, artistas falleros,… una amplia representación del ámbito festivo. Y es que la ocasión lo merecía, la UNESCO nos ha reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y había que celebrarlo.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, junto a la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ejercieron de anfitriones para las representantes falleras, las Falleras Mayores de Valencia, Raquel Alario y Clara Parejo, quienes acudieron acompañadas por sus respectivas Cortes de Honor, así como las máximas representantes falleras de las Juntas Locales de Alzira, Gandia, Torrent, Sueca, Xàtiva, Burriana, Sagunt y Dénia. Además acudieron numerosas autoridades allí reunidas encabezadas por el presidente de Les Corts, Enric Morera, el subdelegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, acompañado por toda la directiva de la Junta Central Fallera. Por parte del mundo fallero estuvo la Fallera Mayor de Valencia de 2016, Alicia Moreno; las Falleras Mayores Infantiles de Valencia, Carmen Monzonís, Rocío Pascual, Carla González, Claudia Villodre, María Donderis y Sofía Soler; acudió el presidente de la Interagrupación, Jesús Hernández; el presidente del Gremio de Artistas Falleros, José Ramón Espuig; y el reconocido artista Pepet vino desde Burriana. Tampoco faltaron los componentes del equipo encargado de redactar el expediente para la UNESCO encabezados por su coordinador, Jorge Guarro.

Los discursos protocolarios de Mónica Oltra, Pere Fuset, Raquel Alario, Joan Ribó y Ximo Puig ensalzaron el gran valor cultural de nuestra fiesta y agradeciendo el reconocimiento por parte de la UNESCO. Tras ellos todos los presentes brindaron con productos valencianos como merecía la ocasión.

Foto: Armando Romero