DIVERSIÓN

Las comisiones falleras siguen rituales que se repiten cada año, como la plantà y la cremà de sus esculturas efímeras, pero también generan actividades lúdicas de todo tipo en las que está asegurada la diversión.

El casal es el lugar de cohesión social donde se organiza la fiesta de cada barrio. En él no hay diferencias de edad, sexo, condición social o procedencia. Así es como nacen las comisiones de falla, que suman más de 700 en la Comunitat Valenciana.

Internamente crean equipos de trabajo cuyos componentes, los falleros y falleras, desarrollarán su cometido social, artístico, cultural o solidario durante doce meses.

La actividad de una comisión de falla no se reduce a los días centrales de la fiesta, sino que el resto del año organiza actividades variadas: teatro, bailes tradicionales, campeonatos deportivos, playbacks, exaltación de sus falleras mayores, reuniones mensuales, fiestas infantiles, edición del llibret o visitas al taller fallero, así como otras actividades solidarias y culturales.